En Astúlez nunca te aburres de ver amanecer

Aloña Velasco dirigiendo el magazine.

El 18 de mayo de 2019, el magazine «A vivir» Euskadi, de la cadena SER, se emitió en directo desde el Caserío Montehermoso y sus protagonistas fueron los habitantes de Astúlez, la pequeña localidad donde nunca te aburres de ver amanecer.

Aloña Velasco, la directora de «A vivir» Euskadi, se fijó en nuestro pueblo porque seguramente es de los más pequeños (en tamaño o en población) del País Vasco. Sin embargo, pudo comprobar que es un pueblo vivo y que es muy querido y valorado por quienes han elegido hacer su vida en él.

Somos ocho personas empadronadas actualmente y aunque somos pocos, este pueblo nunca está vacío. (Escucha el podcast)

Astúlez ha sido un pueblo con población más o menos grande desde hace 4.500 años y en la Edad de Hierro, un gran poblado levantó sus casas de barro y paja en la ladera sur, sobre la que hoy se erigen los restos de un torreón del siglo XIV y un castillo del siglo XI.

Las condiciones de vida actuales nos permiten vivir en un pueblo con ocho habitantes con mejor calidad que en una ciudad o por lo menos la misma. Hace 60 años la situación era muy diferente y la gente dejaba los pueblos pequeños porque no veía futuro en ellos.

La agricultura o la ganadería familiar no solían ser suficientes para que todos los hijos salieran adelante y se iban en busca de mejores oportunidades.

Actualmente, las personas que viven en un pueblo del tamaño del nuestro y no han nacido en él, es por una elección personal.

Directora del programa «A Vivir» Euskadi.

Es una cuestión de libre albedrío, pudiendo vivir en cualquier otro lugar con servicios, deciden vivir en una zona con pocos vecinos y muy pegados a la naturaleza porque es ahí donde quieren desarrollar su proyecto de vida. Y quien tiene que salir cada mañana de su pueblo para ir a otro más grande a trabajar, prefiere hacer unos kilómetros en coche por carreteras entre montañas y corzos, que vivir en una ciudad y toparse a cada paso con semáforos.

Por otro lado, el aburrimiento no existe cuando vives en una casa con huerta y jardín.

Y aunque no tenemos eventos públicos como conciertos ni otros actos que suelen copar las agendas culturales de los fines de semana, en Astúlez admiramos cosas sencillas y naturales como un amanecer o un cielo estrellado en una noche despejada. Son espectáculos gratuitos que nos regala la naturaleza y de los que no te aburres nunca.

Recientemente hemos tenido un bebé en el pueblo y es un motivo de alegría doble porque hacía 44 años que no ocurría algo así en Astúlez.

Nuestro símbolo slow junto al micrófono de la SER.

Esto nos hace pensar con más fuerza que los pueblos como el nuestro están vivos y tienen futuro.

Vecinos de Astúlez con el equipo de la cadena SER.

 

En primer plano, Josu, el padre del primer bebé en 44 años que nace en Astúlez. A su lado, Sara, una emprendedora que ha abierto una lavandería en el pueblo de Pinedo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *